SPI Manifesto: Apoyar la visión de la organización y los objetivos del negocio, utilizar modelos dinámicos y adaptables y aplicar la gestión de riesgo

Es imprescindible que la mejora de procesos esté basada y en apoyo a las necesidades y objetivos del negocio. Los modelos de referencia dan una base para la mejora, pero debe tomarse de ellos lo que resulta de beneficio para la Organización. Al final el modelo debe adaptarse a la Organización y no la Organización al modelo. Todas estas actividades deben integrar la identificación, evaluación y mitigación de riesgos que permitan un proyecto de mejora exitoso.

Una frase de Edwards Deming establece que la mejora de procesos debe hacerse en beneficio del negocio, no solamente por mejorar. Cualquier iniciativa de mejora debe:

– Ser relacionada con la visión de la organización
– Establecer claramente los objetivos del negocio que apoyan la visión y ser capaz de guiar los esfuerzos de la Organización y los proyectos hacia obtener resultados cuantificables
– Alinear los objetivos de medición y análisis con las necesidades de información y los objetivos del negocio
– Obtener resultados concretos que puedan ser usados para tomar decisiones de negocio y tomar acciones correctivas apropiadas.

Para George E. P. Box todos los modelos están equivocados, pero algo útil puede obtenerse de ellos. Los modelos no pueden suplantar el mundo real, sólo representan una visión simplificada de la realidad.

La mejora de procesos no está ajustada a un modelo en particular, en principio debe estar alineada con los objetivos y necesidades del negocio y los modelos existentes pueden ofrecer información valiosa como entrada para los esfuerzos de mejora. La experiencia ha demostrado que no se puede seguir un solo modelo para obtener los mejores resultados, deben ser combinados para lograr los objetivos de negocio de la mejor manera posible.

Para aplicar un modelo lo primero es entender la situación existente y la capacidad del proceso, para posteriormente utilizar los modelos adecuados – o las partes que se requieren – según sea necesario. En los casos que sean establecidos por el cliente/mercado se utilizan para mejorar los procesos, no como una lista de comprobación sin sentido. Los modelos ofrecen herramientas útiles para solucionar problemas específicos, pero es importante utilizarlas adecuadamente para establecer un proceso en la organización.

Los mejores modelos son dinámicos y consideran las circunstancias y contingencias que se presentan, para ajustar el comportamiento de acuerdo al estado o situación del esfuerzo de mejora.

Cualquier esfuerzo de mejora puede no comportarse como se espera. Es una buena práctica identificar proactivamente las situaciones que puedan afectar los resultados que se esperan, de manera que puedan evitarse o prevenirse. El mayor riesgo en los proyectos de mejora es la carencia de una gestión de riesgos, la cual es parte integral para una gestión de proyectos exitosa; por lo que es importante identificar, evaluar y mitigar de manera efectiva los riesgos del proyecto de mejora.

Referencia SPI Manifesto Ver 1.2.2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: