Enfoque en la mejora de resultados

El modelo CMMI propone prácticas efectivas utilizadas por las organizaciones para mejorar sus resultados. En muchas ocasiones el objetivo se transforma en la evaluación y obtención de un nivel determinado, y no en los resultados concretos que obtiene la organización. Esto ocasionado por no considerar que el fin sea la mejora y el modelo sólo es un medio para alcanzar ese objetivo. 


La organización necesita revisar adecuadamente sus necesidades y replantear su estrategia para obtener un mejor desempeño con prácticas adecuadas de CMMI, orientadas a un uso eficiente de los recursos, incremento de la calidad y mejora en la satisfacción del cliente. Todo esto debe guiar el esfuerzo de mejora, en beneficio de la organización y del uso adecuado del modelo. 


Escenarios para la mejora
Bajo esta perspectiva podemos presentar tres escenarios con diferentes resultados para la organización: 

  1. La empresa A asume las prácticas del modelo como una “ley absoluta” y lo adopta tal cual, sin considerar la forma “natural” de operación de la empresa. El resultado es que tenemos procesos que continúan suboperando al “viejo” estilo pero que simula adoptar prácticas para aparentar que usa “procesos CMMI”. El proyecto de mejora es un fracaso y posiblemente la organización no puede mantener la dinámica y termina afectando su operación. 
  2. La empresa B establece el logro del nivel como meta incuestionable para solucionar sus problemas. Los procesos se adaptan para cumplir lo que se requiere para la evaluación SCAMPI, que no considera el cambio de comportamiento que lleva a la institucionalización. En el corto plazo se alcanza el objetivo del nivel pero a largo plazo, como los procesos no están consolidados, los resultados no son representativos para el negocio y la evaluación queda en el olvido al igual que los procesos que se definieron. Este resultado no es muy diferente al de la empresa A pero es muy común que se adopte así. 
  3. La empresa C, en el escenario feliz, debe partir de identificar la necesidad de cambio y establecer esto como bandera para alcanzar mejores resultados, mediante la aplicación e interpretación adecuada de las prácticas de CMMI en el contexto de la organización. La operación adopta los procesos y contribuye a su uso como la forma de alcanzar los resultados que se marcaron como objetivos. De manera natural la organización demuestra los beneficios y en su momento puede ser evaluada para poder compararse con otros, se da como consecuencia del cambio y no como el propósito. 

El modelo CMMI es un medio y no el fin. La organización debe mantenerse operando con mejores resultados gracias a, entre otras cosas, las prácticas adoptadas de CMMI. No podemos lanzarle a CMMI todo el negocio de la empresa, necesitamos usar el CMMI como la “flecha” para alcanzar un mejor resultado en la empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: