El nivel de madurez para el Cliente

Recientemente se presentó el webinar “Why I don’t care that you had a CMMI level 5 rating!” por Todd Schrubb a través de CAI University. En el mismo se abordó el tema del uso del resultado de una evaluación por un cliente que contrata una organización con un determinado nivel de madurez y las interpretaciones y usos adecuados que debe realizarse del proceso de evaluación SCAMPI. 
En principio se establece que una evaluación es derivada del análisis y resultados de proyectos pasados y que no representa un indicador del desempeño futuro, aunque la infraestructura de procesos creada permite mantener resultados similares posteriormente. El modelo CMMI se creó para establecer resultados exitosos y repetibles en la organización orientados a los proyectos a futuro, a partir de las experiencias y rendimiento actual. Pero no debe tomarse el nivel de madurez, o capacidad, obtenido como una certeza, sino considerar lo que se está haciendo actualmente para mejorar esos resultados. 

Un cliente que contrata servicios de desarrollo a empresas evaluadas bajo el modelo CMMI, no obtiene un proyecto u organización que sea la combinación de los resultados de cada proveedor en su nivel de madurez. Puesto que cada organización aplica el modelo de acuerdo a sus necesidades y enfoques, los resultados y áreas de mejora para cada una pueden variar significativamente. Lo mejor que puede hacer el cliente es establecer un conjunto de procesos que sus proveedores deben cumplir como condición de contrato y realizar revisiones de cumplimiento y medir los resultados contra los indicadores establecidos. 
No es adecuado para un cliente utilizar el nivel de madurez como una garantía para sus servicios. La evaluación no es una “certificación” y los proveedores deben demostrar en los proyectos actuales que se tiene la madurez que se demostró en el pasado. Para los proveedores es un error considerar que porque se tiene un nivel de madurez superior (en número) al de otra organización es mejor en los resultados, al igual que pensar que terminar una evaluación es el fin del camino. 
Las prácticas establecidas en CMMI ayudan a mejorar los resultados de una organización, pero como modelo solamente dice qué se puede concebir para hacerlo mejor. Cada quien decide cómo realizarlo y desde ahí se puede marcar una diferencia que no depende o se establece por el modelo. Eso es lo que deben considerar y tener muy claro los clientes al contratar sus servicios. Una evaluación no es una “garantía”.


Safe Creative #1103078654874

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: