Cambios a requisitos y control de cambios

El modelo CMMI establece prácticas para control de cambios en dos áreas de proceso: REQM y CM. En la primera la SP 1.3 gestiona los cambios a requisitos durante el proyecto, mientras que en la segunda la SG2 contiene prácticas para registrar y controlar los cambios a los componentes bajo gestión de la configuración.
Estas prácticas son complementarias y para efectos del modelo se separan para analizarlas con propósitos diferentes. La organización puede determinar un mecanismo de control que le permita cumplir con ambas perspectivas.

Control de cambios en gestión de la configuración
El control de cambios parte de la identificación de los cambios que pueden surgir por cambios a requisitos, defectos o fallas que se identifican o bien por mejoras necesarias, que aunque no afectan los requisitos de alto nivel pueden afectar requisitos de componentes de bajo nivel y necesitan otra forma de control.
Las solicitudes de cambio recibidas deben ser analizadas para determinar el impacto del cambio respecto a los componentes que afecta, presupuesto y calendario. Son categorizados y priorizados, en este caso las emergencias pueden manejarse como situaciones excepcionales para atenderse y posteriormente estabilizar los componentes afectados. Una vez autorizados se debe revisar que los cambios han sido realizados e implementados adecuadamente.
Por otra parte, cada componente bajo gestión de la configuración una vez integrado en una línea base solamente puede ser modificado de forma controlada. Esto implica que se tenga una autorización, previamente analizada, para realizar el cambio, que los cambios sean registrados para reconstruir el histórico posteriormente, que las nuevas versiones de los componentes han sido revisadas y evaluadas antes de incorporarse en la nueva línea base y finalmente que las actualizaciones han sido comunicadas.
El nivel de control depende de la afectación que puede tener el cambio en otros componentes y la existencia de componentes controlados como parte de una línea base.
Gestión de cambios a requisitos
Los cambios a requisitos caen dentro del tipo de cambios en gestión de la configuración, donde se establecen los mecanismos de control, pero desde el punto de vista de REQM lo que se destaca es que los cambios son inherentes a todo proceso y deben existir mecanismos efectivos para gestionarlos. 
En este sentido se debe establecer la forma en que esos cambios son identificados, indicando la fuente y los motivos del cambio. Evaluar el impacto de los cambios con el apoyo de la matriz de trazabilidad y el punto de vista de los interesados. Finalmente es importante llevar el registro documental de los cambios a requisitos y comunicar a todos los interesados del proyecto, para evitar inconsistencias con los productos de trabajo.
Dado que los requisitos constituyen una de las primeras líneas base de un producto y que ello “obliga” a controlar los cambios, es conveniente combinar las prácticas de REQM y CM para obtener el mayor beneficio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: