Herramientas estratégicas para la mejora de procesos

Xhienne

Alinear las metas estratégicas en la organización con los objetivos de mejora es considerado una práctica importante como parte del ciclo de mejora, indirectamente considerado en OPF y directamente establecido por OPM en la versión 1.3 del modelo CMMI.
Existen diferentes técnicas y herramientas de apoyo a la planificación estratégica que pueden servir de entrada a las necesidades de los procesos y establecer entonces los objetivos de mejora de los mismos. En términos generales se deben identificar, analizar y priorizar esas necesidades para establecer las acciones a realizar y comprometer los recursos que se necesitan.
Competencias básicas
La identificación de las fortalezas básicas de la organización permite establecer los elementos estratégicos con los que cuenta la organización y que pueden constituir, a bajo costo, un diferenciador de la competencia que puede llevarse a un siguiente nivel. 
Una adecuada definición de los procesos debe permitir atacar nuevos productos, servicios y mercados de manera fácil. Los beneficios al cliente deben ser el punto de partida para cualquier estrategia de cambio y siempre se tendría que evaluar desde la perspectiva de los beneficios hacia el cliente. Otro elemento que es fundamental es garantizar las ventajas competitivas actuales que no deben debilitarse al adoptar nuevos enfoques.
Fuerzas competitivas
El estudio de las fuerzas competitivas de Michael Porter considera la evaluación de las amenazas de los competidores y de productos y servicios sustitutos, el poder de negociación de clientes y proveedores, así como la rivalidad resultante entre los participantes existentes. Este análisis permite identificar la rentabilidad de una propuesta en cuanto al valor y a la posibilidad futura de desarrollo a partir del análisis de esa rivalidad.
En análisis de las fuerzas de la competencia permite determinar la influencia que tienen en los procesos y como las modificaciones que se hagan tienen posibilidades de éxito. La evaluación de escenarios sobre la base de las estrategias y su impacto en los procesos permite determinar en que casos se requiere menos esfuerzo y costo con el mayor beneficio.
Análisis FODA
El análisis de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas permite determinar estratégicamente las acciones que requiere el modelo de negocios de la organización.  La identificación de las acciones que permiten mejorar los resultados y mantener la competitividad del negocio se refuerza en la revisión de los procesos que son sólidos contra los que requieren revisión y que en su momento podrían delegarse como manera de enfocarse en los mejores resultados en el menor tiempo o costo. 
Una buena recomendación sería destinar los esfuerzos y prioridades a los procesos que pueden representar oportunidades en el mercado y que constituyen fortalezas para la organización. Orientarse hacia los procesos débiles puede hacer que la organización pierda fuerza mientras la competencia se adelanta a cubrir nuevas oportunidades.
Prisma de rendimiento
El prisma de rendimiento de Neely es un modelo para medir y gestionar el rendimiento desde el punto de vista de los interesados, qué necesitan de la organización y qué es lo que la organización necesita de ellos. A partir de la evaluación de la satisfacción y contribución de los interesados en relación con las estrategias, procesos y capacidades que se quieren desarrollar.
Un factor crucial para lograr cualquier cambio es la participación de los interesados en su definición. De esta forma el factor de éxito que influye en sus necesidades y comportamiento es evaluado y considerado como parte de la estrategia que se va a definir.  
Cuadro de mando integral
El Cuadro de mando integral (Balanced Scored Card) de Kaplan permite cuantificar los objetivos de la organización en relación con su visión y estrategia. Considera cuatro perspectivas: financiera, del cliente, interna del negocio y desarrollo y aprendizaje, de las cuales se deben establecer los objetivos, métricas, objetivos e iniciativas.
Alineando las necesidades de los procesos con los objetivos de la organización garantizan que el resultado va a contribuir a mejorar las estrategias definidas y que son la base de la gestión de la empresa, con beneficios a corto plazo y con acciones sostenibles.
El uso integral de esas técnicas complementadas con las herramientas para identificación de necesidades del proceso, resultantes de evaluaciones SCAMPI, revisiones de aseguramiento de calidad y mejoras identificadas en análisis de causas o defectos identificados, permite un proyecto de mejora sólido y alineado con las necesidades y objetivos del negocio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: