Evolución de estimación en CMMI

Mike Cowlishaw

La estimación para los proyectos es una práctica fundamental en el modelo CMMI. Esta práctica evoluciona de acuerdo con las necesidades del proceso y los niveles de madurez. Las bases que se construyen en los niveles inferiores son utilizadas por otras prácticas para incrementar la efectividad de los resultados que ofrece la organización.

Considerando que una meta clave de la organización sea mejorar los resultados, en cuanto a calidad, tiempos y costos, la estimación se convierte en el foco de atención y desde los niveles iniciales se debe considerar para hacer un uso efectivo de esta información.

Bases de estimación
Las prácticas base para la estimación de un proyecto se establecen en la SG1 de PP. Para ello se requiere la documentación y actualización de los parámetros de planificación que son la base para la dirección, coordinación, reporte y asignación de presupuesto y recursos para el proyecto. En estos niveles la efectividad puede ser deseada mantener bajo un límite de control pero es más una cuestión fortuita que algo que realmente se haya enfocado en alcanzar.
Las técnicas de estimación pueden ser muy diversas pero generalmente existe un factor de tamaño, nivel de servicio, complejidad, disponibilidad o estructura que puede convertirse en estimados de esfuerzo, costo y calendario. Es importante aún cuando los estimados se basen en la experiencia, documentar los resultados adecuadamente y considerar los supuestos que se hayan tomado para verificarlos durante la ejecución del proyecto.
Los parámetros de planificación son la base para la monitorización y el control del proyecto, establecido por la SG1 de PMC. Típicamente se controla el valor actual comparado contra el estimado, si existen diferencias eventualmente se tomaran las acciones correctivas necesarias. La información contextual de análisis de resultados es fundamental para entender, en el futuro, las decisiones que se tomaron en determinado momento. En algún momento el análisis de la información y los resultados puede derivar en fuentes de riesgos para otros proyectos y en acciones concretas para atenderlos.
Evolución de la estimación
Las bases de estimación establecidas en el proceso gestionado evolucionan a métodos establecidos y conocidos en la organización, que integran todos los elementos identificados y que intervienen en el proceso. Las prácticas en IPM engloban estos elementos y en el proceso definido la expectativa es que la organización cuente con modelos de estimación asimilados y utilizados por los responsables de la estimación y el seguimiento del proyecto. Para ello es importante garantizar la formación y preparación para la ejecución de estas actividades según establece el proceso estándar de la organización.
Los modelos de estimación en estos niveles consideran todos los elementos del proceso, áreas de la organización e interfaces existentes. Toman en cuenta las características del producto o servicio, así como los modelos de ciclo de vida existentes y las actividades de ingeniería que intervienen en el proceso. La información histórica disponible es utilizada para refinar y ajustar los valores de estimación con base en los resultados y el análisis cualitativo del rendimiento.
Estimados de alta madurez
Típicamente el proceso gestionado cuantitativamente trabaja sobre los modelos de estimación para crear las líneas base de rendimiento y los modelos de rendimiento del proceso en las prácticas de las áreas de proceso OPP y QPM. Esta información es utilizada para la estimación, control y evaluación cuantitativa de los resultados de los proyectos. Como resultado la desviación en los resultados respecto a los estimados disminuye y mejora la efectividad de los proyectos. En este nivel las desviaciones en la estimación son entendidas estadísticamente y se toman acciones específicas para mantenerse dentro de los niveles esperados para el proceso.
Finalmente el proceso en optimización considerando que un objetivo de la organización es mejorar los resultados mediante una estimación efectiva, trabaja mediante las prácticas de CAR y OPM en mejorar los métodos de estimación definidos en la organización. Para ello se basa en el análisis cuantitativo de los resultados y busca innovaciones en la industria o mejoras internas a los procesos que puedan adoptarse para obtener los resultados que se esperan.
Con el análisis cuantitativo de los resultados se puede determinar la capacidad del nuevo método de estimación pero también se pueden ejecutar simulaciones que permitan dar mayor certeza de que las mejoras son efectivas en lograr la reducción que se espera en desviación de la estimación.
Visualizar y entender adecuadamente toda esta evolución puede facilitar la adopción de estas prácticas por la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: